Ribaforada 1 – San Adrián 1

cd_ribaforada

DE NUEVO HORARIO ATÍPICO EN EL “SAN BARTOLOMÉ” RIBAFORADERO, A LAS 11:45 HORAS DE UNA MAÑANA DE DOMINGO, EN UN PARTIDO ENTRE DOS EQUIPOS QUE YA NO SE JUGABAN NADA, C.D.RIBAFORADA Y C.D.SAN ADRIÁN, QUE SIRVIÓ DE CIERRE PARA DESPEDIR LA TEMPORADA 2016-2017….

Ambos clubes, dado que ya habían perdido anteriormente cualquier opción de ascenso, quedaron de acuerdo para disputar el último partido del curso futbolero en una mañana dominical de agradable temperatura, toda vez que al concluir la contienda deportiva iba a tener lugar una comida de fin de temporada.

Un partido en el que se iban a registrar importantes ausencias con motivo de las comuniones pero que a su vez daba la oportunidad a un ramillete de juveniles de defender, una vez más, la elástica del primer equipo ribaforadero (tanto en el equipo inicial, con 4 o 5 chavales titulares, como a lo largo del encuentro, con dos o tres más que también tuvieron sus minutos en la segunda parte).

EL PARTIDO, DESPROVISTO DE TODA TENSIÓN CLASIFICATORIA, RESULTÓ SER ENTRETENIDO, CON UN JUEGO ABIERTO POR AMBOS LADOS.

EN LA PRIMERA PARTE fueron los del “San Bartolomé” quienes llegaron con mayor peligro al área rival, pero el guardameta visitante abortó con solvencia, unas veces en su posición de libre por jugar con defensa adelantada y otra en ese mano a mano que sacó en un buen disparo del juvenil “Valero”, cualquier ocasión de los jugadores rojillos. Sin embargo, serían los de San Adrián quienes tendrían el acierto en un error defensivo local tras una cesión defectuosa para batir con una vaselina al portero ribaforadero y lograr ese 0-1 mediada esa primera mitad.

EL SEGUNDO TIEMPO COMENZÓ AL IGUAL QUE EL PRIMERO, CON ALTERNATIVAS OFENSIVAS PARA LOS DOS EQUIPOS, con buenos contraataques para los de San Adrián al principio que poco a poco fueron respondidos con buenas jugadas de ataque por parte de los rojillos, que conforme fue transcurriendo el tiempo se fueron adueñando de la situación.

Tan solo faltaba concretar alguna de esas ocasiones locales, ya que Blasco ya había avisado y Borobia llegaba con soltura una y otra vez por su banda para dar buenos pases al área visitante que no eran aprovechados, bien fuera por la labor del portero rival o por el poco acierto de los de casa.

Pero no sería en uno de esos centros desde la banda ni a balón parado, sino que en una jugada ofensiva ribaforadera en la que el juvenil Pinilla, destacado en la segunda parte, dejó pasar el balón entre sus piernas para que Michel Carrera, viniendo desde atrás, lanzase un disparo a puerta de media distancia que batió al portero de San Adrián.

Era el momentáneo empate a uno (1-1) cuando apenas quedaba un cuarto de hora para finalizar el partido. Y digo momentáneo porque, a partir de entonces, el aluvión atacante local pudo desnivelar la balanza del lado rojillo. No sucedió tal cosa porque el poste de la portería contraria, la falta de acierto una vez más o la actuación arbitral al anular el que hubiese sido el 2-1 por supuesto fuera de juego, dejó el marcador en ese empate a uno al final del encuentro.

FINAL DEL PARTIDO CON EMPATE A UNO (1-1) EN EL “SAN BARTOLOMÉ” Y FINAL DE TEMPORADA, CON LA PARTICIPACIÓN DE MUCHOS JUVENILES QUE A LO LARGO DE ESTE CURSO FUTBOLERO 2016-2017
HAN TENIDO UN PROTAGONISMO IMPORTANTE EN EL PRIMER EQUIPO RIBAFORADERO. VETERANÍA Y MUCHA JUVENTUD, BUENOS MIMBRES DE CARA AL FUTURO DEL FÚTBOL DE NUESTRO PUEBLO.